Primo Tapia de la Cruz, un hijo del pueblo